Tuba y bombardino.

El intérprete de tuba actual puede escoger entre cuatro o cinco tubas diferentes. Adoptará, para su uso corriente, la que mejor le parece a él para interpretar lo escrito, la mayoría de las veces simples partes de bajo situadas ni demasiado graves ni demasiado agudas, y sin pasajes relevantes técnica y musicalmente hablando. Por otra parte, el intérprete a veces encuentra alguna razón para seleccionar otra tuba para una obra o para un pasaje especial. Puede suceder que un solo intérprete toque en un mismo concierto hasta tres tubas distintas.

Están construidas con un tubo de notable desarrollo cónico, excepto para el necesario sistema de pistones cilíndricos, y tiene un pabellón voluminoso, detalles estos que, junto a la anchura y profunda boquilla, facilitan las notas más graves, incluyendo las notas pedales.

Entra y matricúlate en nuestra escuela de música.